viernes, 20 de noviembre de 2015

Portimonense puede con Os Belenenses


20 de noviembre de 2015.
Estadio Municipal de Portimão
4ª ronda de la Copa de Portugal - Taça Placard

Portimonense: Carlos Henriques, Mamadu, Lucas, Ivo Nicolau, Ricardo Pessoa, Marcel, Ewerton, Fabricio, Dener, Pires y Zambujo (André Carvalhas)..

Os Belenenses: Ricardo Ribeiro, João Amorim, Gonçalo Silva, Filipe Ferreira, André Sousa (Rúben Pinto), Kuka, Sturgeon, Dias, Gonçalo Brandao, Tiago Silva (Betinho) y Tiago Caeiro.

Goles: 1-0, minuto 13, Zambujo. 2-0, minuto 44, Ewerton- 2-1, minuto 61, Rúben Pinto. 2-2, minuto 68, Gonçalo Silva. 3-2, minuto 93, Ewerton,
Una arrancada, al límite del tiempo reglamentario, de Ricardo Pessoa, que ha vuelto a hacer un partido fantástico atacando y defendiendo, decidió la eliminatoria de forma merecida. Y es que, Portimonense buscó la victoria desde la primera hasta la última jugada y ha encontrado su premio.

Este el desenlace, cuando a Sá Pinto le valía llegar a la prórroga, es tan justo, que hace que la victoria sea tan deliciosa que podemos pensar que en el Estadio Municipal de Portimão se ha vivido uno de los mejores partidos de los últimos años.

El choque ha estado plagado de buenas noticias. Carlos Henriques era titular y ha demostrado que es un portero de garantías, Ivo Nicolau, tras su lesión de clavícula, ha demostrado que está fuerte y con confianza, Ewerton da un paso adelante como “box to box”  y Luis Zambujo ha vuelto a ver puerta haciendo difícil pensar que ha estado de baja hasta hace apenas unas semanas.

Belenenses, por su parte, con un equipo con mucha calidad, con Fabio Sturgeon, Tiago Silva, Kuka, Rúben Pinto o Betinho, se ha visto superado por un rival que ha puesto mucha intensidad, sí, pero que también ha dado un golpe táctico al controlar, al menos en 60 minutos, la batalla del medio campo.

Portimonense entró en el partido mucho mejor, ya antes del minuto 10 ya había hecho dos llegadas peligrosas, Fabrício muy activo, estuvo muy cerca del gol prácticamente en la primera jugada.

Salvo un susto en un fantástico cabezazo de Tiago Caeiro, los locales no sufrieron en la primera parte, sobre todo, una vez que Zambujo puso el 1-0 en el marcador. El extremo, ex de Belenenses, celebró el tanto con rabia, como todos sus compañeros. Y es que apenas lleva un mes disfrutando de minutos tras una incómoda lesión que lo ha tenido fuera de combate.

Sin fisuras, con Ivo Nicolau y Lucas muy seguros como centrales, llama la atención el buen papel de Marcel, como medio, una vez que comenzó la temporada jugando, a buen nivel como defensor. Tiago Silva, por parte de Os Belenenses, tuvo buenas intervenciones, pero insuficientes, para que su equipo tuviera más suerte.

El gol de Ewerton, en el último suspiro de la primera mitad dejó el partido ciertamente encaminado en favor del equipo local.

La segunda mitad comenzó con un Os Belenenses más intenso que exigía de otra forma a Portimonense, Kuka,en minuto 51, pudo acortar distancias de cabeza. Sá Pinto, agitó al equipo Betinho y Rúben Pinto, que marcó un gol fantástico, entraron en juego a falta de unos 35 minutos.

Fruto del paso adelante que dieron los de Belén, llegó el empate, con mucho partido por delante. El golpe moral fue duro, aunque José Augusto reaccionó rápido poniendo en liza a André Carvalhas.

El empate, injusto teniendo en cuenta el global de lo jugado, daba comienzo a un nuevo partido.

Frabrício en el minuto 75 pudo poner, de nuevo, por delante al equipo local y en cierto sentido el equipo reaccionó. Ricardo Pessoa, desde el lateral derecho, hacía correr a Kuka, en un imagen que da muestras del nivel del capitán albinegro. Pires no le iba a la zaga y peleó sin pausa con los centrales Lisboetas, sobre todo con Gonçalo Silva.

En el tramo final Sá Pinto, pedía calma a sus hombres una vez que sentía que tendrían ventaja en la prórroga, pero lo cierto es que Portimonense volvió a engrandecerse. En una arrancada pletórica de Ricardo Pessoa, llegó el gol de la, merecida victoria, otra vez de Ewerton.

En definitiva, una noche para recordar que supone un empujón moral para un grupo que busca el ascenso a la Liga NOS, todo un desafío

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada